Viaja y prueba los mejores vinos de España

, , Leave a comment

Viña El mundo Foodie está entrando con fuerza y desbancando en cuotas de turistas a otros mercados con más experiencia. La cocina y la gastronomía van camino de convertirse en la tendencia de la época. Si los medios de comunicación son el reflejo de la sociedad entonces son la prueba visible del auge de este sector son los numerosos programas de televisión que han nacido en los últimos años. Competiciones de cocina y programas de autor han inundado las parrillas de las televisiones generalistas, las públicas y autonómicas también se han sumado a la moda. En el mundo del turismo hay lugares que desde hace una década han apostado con fuerza por un turismo en el que se entremezcle el descanso, la belleza paisajística y el gusto por comer bien. De hecho hay zonas que se han volcado por completo con el enoturismo, una nueva tendencia que consiste en alojamientos rurales, en los que se degusta lo mejor de la gastronomía autóctona y se acompaña con un buen vino con denominación de origen. Si algo caracteriza a España es la buena comida y una larga tradición en el cultivo de viñas que ha llevado a nuestro país a hacer alguno de los

vinos más reconocidos del mundo. Como no podía ser de otra manera España está a la cabeza del enoturismo y cada vez más españoles se desplazan por el territorio para degustar los mejores caldos de cada región. Además el mercado internacional también tiene como destino fetiche del enoturismo a España. Salamanca es la primera parada de este viaje que nos abre el apetito. En el corazón del Valle del Duero encontramos la Hacienda Zorita, una espectacular casa construida con piedras, y que ofrece cuarenta habitaciones decoradas con un estilo contemporáneo en las que hospedarse. En este bello lugar, con vistas a los viñedos y al río podemos disfrutar de una suculenta gastronomía. El restaurante Zorita’s Kitchen ofrece un menú basado en los productos cultivados en los campos aledaños y en los animales que se crían en la propia granja del complejo. Estas habitaciones vieron como el mismísimo Cristóbal Colón se alojó en ellas antes de partir en su odisea que le llevaría a descubrir América. Seguro que el explorador antes de embarcar probó alguno de los espectaculares vinos que se hacen en las bodegas de la Hacienda Zorita. Nos desplazamos hacía el norte, entramos en La Rioja para hospedarnos en la Finca de los Arandinos. El hotel cambia completamente respecto al anterior. El modernismo y el minimalismo han conquistado esta parte de la finca, sobre ella se alza un alargado y acristalado hotel de un blanco que contrasta con el marrón de la tierra. El diseño es obra del famoso David Delfín, en su interior da cabida a varias habitaciones y cuatro suits. La oferta del hotel es completísima y nos ofrece un plan ideal para pasar un fin de semana en pareja: Degustación de vinos con denominación de origen la Rioja, disfrutar con la cocina típica de la zona y Spa para redondear el viaje. Una auténtica tentación en la que ya han caído miles de españoles. win_and_spa Seguimos en el norte de España, viajamos hacía la costa mediterránea. En Barcelona hay un lugar que destaca en la producción de vinos, se trata de la zona de la montaña de Montserrat. Precisamente en este enclave encontramos el Can Bonastre Wine Resort, una antigua masía del siglo XVI que ha sido totalmente restaurada para ofrecer una experiencia única a los turistas que la visitan. Cuenta con catorce habitaciones y dos suits de lujo, todas ellas con vistas a los viñedos y a la espectacular Sierra de Montserrat. El paquete turístico que ofrece el resort consiste en un desayuno al llegar al complejo, merienda con productos típicos de la zona, acceso al Spa, visita y degustación en la bodega y una cena para dos con vinos de su bodega. Todo ello enmarcado en un entorno magnífico. El paisaje natural se ve mejorado por el lago del hotel decorado con palmeras, césped y un pequeño puente que atraviesa el agua. Para acabar con nuestro viaje por el enoturismo español volvemos atrás en el tiempo. Nos desplazamos al barroco para disfrutar del Palacio de Canedo, una construcción de madera y piedra en la que destacan los muebles clásicos. Un lugar con mucha historia, desde el 1761 el Señor de Cancedo ya empezó a cultivar los primeros viñedos y elaborar caldos de las cosechas de su propia plantación. A día de hoy se sigue con la tradición de cultivar y hacer buenos vinos en esta zona de León. La bodega del Señor de Cancedo se ha especializado en el cultivo de vinos ecológicos. Se siguen con extrema precaución los protocolos para asegurar que el producto final este completamente limpio de pesticidas y otros productos químicos. Vía: Viajestic Imagen: Miguel. (Respenda) y Can Bonastre Wine Resort

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado