Palencia, ciudad de contrastes

, , Leave a comment

palencia

Ya conocemos <a href=”http://termometroturistico.es/el-plan-perfecto-para-conocer-palencia.html”>la provincia de Palencia</a>, pero hasta ahora no no hemos adentrado en la capital de la provincia, la ciudad de <strong>Palencia</strong>, así que vamos a ello. Antes que nada, hay que decir que Palencia conviven elementos clásicos como el arte románico o el lechazo asado con otros más modernos como la Antigua Cárcel, reconvertida en centro cultural, que será una de las primeras cosas que nos sorprenderán si entramos en la ciudad por el sur.

Si queréis hacer deporte de buena mañana, tenéis que el monte El Viejo para correr, el anillo ciclista de 14 kilómetros que rodea la ciudad por el Vial y el río o una serie de calles peatonales como la Mayor o el paseo del Salón para patinar, donde incluso se organizan rutas. Para reponer fuerzas, nada como desayunar en la librería café Ateneo: expreso, tortilla y zumo por solo dos euros mientras nos ponemos al día de las novedades literarias.

Hablábamos de contrastes, como los de una <strong>catedral de Palencia</strong> donde conviven los restos visigóticos de su cripta con la gárgola del Fotógrafo, esculpida por Jerónimo Arroyo ya en el siglo XX. El que fuera arquitecto municipal también firmó edificios modernistas como la Diputación, el Consejo de Cuentas de Castilla y León o el colegio de Villandando. En el número 31 de la calle Mayor está su estudio, y en la planta baja del edificio encontraréis la oficina de <a href=”http://www.palenciaturismo.es/”>turismo de Palencia</a>.

Nuestro recorrido sigue por la antigua dársena del Canal de Castilla, a la que accederemos tras cruzar el Carrión por el romano la Puentecillas o por el puente Mayor. En una nave está el museo del agua, imprescindible para saber todo sobre el líquido elemento y los recursos hídricos. Antes de que se ponga el <strong>sol subiremos al cerro del Cristo, coronado por el Cristo del Otero</strong>, una escultura de 20 metros de altura a cuyos pies está enterrado su autor, Victorio Macho, donde hay un museo con obras y bocetos de este escultor.

Acabaremos con el capítulo gastronómico. Además del lechazo, podemos probar las tapas y menús con setas silvestres y pimientos de Torquemada de La Traserilla en otoño o los mejillones a la escocesa de La Mejillonera. El asador La Encina es famoso por su tortilla de patatas, multicampeona de España. Acabaremos en los jardines del Salón, donde tras pasar por el gastrobar Tierra de Sabor visitaremos The Lemon Society, el templo del gin-tonic, donde podremos combinar 475 tónicas y 57 ginebras.

Más información: <a href=”http://elviajero.elpais.com/elviajero/2014/12/18/actualidad/1418907955_251708.html”>El Viajero</a>

Foto: <a href=”https://www.flickr.com/photos/alfonso015/523735652″>alfonsobenayas</a>

 

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado