Lo más delicioso de la gastronomía de Mallorca

, , Leave a comment

Pan con Sobrasada

Entre los motivos que tenemos para visitar Mallorca descubrir su gastronomía, si somos de buen comer, será uno de los más destacados. Podemos viajar a la isla tras comprobar la selección de hoteles en Mallorca online a fin de encontrar la mejor propuesta y pasar unos días descubriendo lo que sus distintos platos y recetas gastronómicas tienen que ofrecer. Hay una serie de especialidades que representan bien la cocina de la isla y de ingredientes que tienen una importancia fundamental entre los turistas y habitantes de la región. En este sentido hay que destacar, por ejemplo, que tanto el marisco como el pescado disponen de una posición preferencial entre sus recetas más deliciosas, combinándose estas con la preparación de legumbres en su punto.

Un aspecto positivo para valorar el viaje a Mallorca es que no ocurre con otras zonas del país en las que, en cierto modo, no tenemos constancia de si su tipo de cocina nos gustará o no. En realidad, algunas de las especialidades principales de la isla se han extendido a lo largo de todo el país y son ya habituales. Como es habitual, el sabor puro de su receta original, así como la utilización de los ingredientes más puros de la isla, suele dar como resultado un sabor mucho más delicioso. Por lo tanto, si nos gustan estos platos en su preparación fuera de Mallorca, seguro que viajar a la isla y disfrutar de las recetas íntegras resultará todavía más recomendable.

Una de las especialidades de Mallorca se encuentra en la sobrasada, un embutido que se prepara con otro de los ingredientes que triunfan entre los principales platos de la isla: el cerdo. Aunque el pescado y el marisco son más habituales, el aprovechamiento del cerdo es habitual y con él se llegan a preparar embutidos tan reconocibles como la sobrasada. Esta se tiende a utilizar no solo como ingrediente de untado para acompañar el pan, sino también en la preparación de algunas recetas, como puede ser el arroz brut, otra de las especialidades. El intenso sabor de la sobrasada, producido gracias a la utilización de auténtico cerdo ibérico, le confiere a los platos en los que se utiliza un empaque muy especial.

El frito es otra buena recomendación que deberíamos probar de ir a Mallorca. Se caracteriza por, una vez más, el aprovechamiento del cerdo. En este caso se combina la preparación con ingredientes como hígado, carne o sangre cocida. Entre las especies que se utilizan también está la cebolla y el pimiento, siendo además imprescindible la utilización de aceite de oliva de calidad. En Mallorca se usan muy buenos aceites, lo que también lleva a que sea común el simple pan con aceite como acompañamiento de comidas en todo tipo de restaurantes. Los orígenes del frito se remontan a siglos atrás y es uno de los platos que no pueden faltar en cuanto al descubrimiento de la gastronomía de Mallorca.

Comida en Mallorca

Entre los platos típicos de Mallorca también está la empanada, que se prepara con una forma redonda muy identificativa en esta región del país. Se utilizan los ingredientes más habituales y se les aporta un toque especial con el aceite, el cerdo y otros elementos particulares de Mallorca para conferirle un sabor muy intenso. Aunque no es un plato tan representativo como otros de los disponibles en la región, la empanada es algo que siempre viene bien y que proporciona mucha energía para quienes necesiten fuerzas a la hora de explorar turísticamente la zona. Si en vez de un sabor salado queremos uno dulce, la opción a la que podemos recurrir es a la empanada rubiol, que incluye en su interior mermelada y otros sabores intensos que contrarrestan la fuerza de la masa.

Para los amantes del dulce hay dos opciones que son imprescindibles en un viaje a Mallorca. La primera es la ensaimada, que dispone en su lugar de origen de un tamaño más que notable. La principal diferencia con las ensaimadas que se pueden adquirir en otros lugares se encuentra precisamente en el tamaño, pero también en la masa utilizada y en los ingredientes de los que se compone el dulce. Es algo fundamental en Mallorca y que sin duda tendremos ocasión de probar en más de una ocasión. Además, es muy habitual ver que hay turistas que vuelven de su viaje con alguna que otra ensaimada para recordar su estancia en la isla.

Por último tenemos los buñuelos de viento, que también tienen representación en el resto de lugares de España y que es habitual que estén rellenos de distintos sabores. Los más característicos son los que tienen crema en su interior, pero también es frecuente que se preparen con chocolate, para las personas que prefieren otro tipo de sabor. Como se puede ver, la propuesta gastronómica en Mallorca es variada y muy deliciosa, recomendando hacer deporte a lo largo del viaje para que no ganemos unos quilos de más.

Foto: Jonathan PincasEnrique Dans

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado