Las diferentes vías para conocer el Parque Natural del Tajo Internacional

, , Leave a comment

Tajo

Internacional es este parque, como lo es el propio río Tajo. Un tramo en España, otro en Portugal. Por ello, el parque se encuentra dividido por la frontera y cada país se lo gestiona a su modo. Pero, a un lado o a otro, el paraje es igual de espectacular. Podemos descubrirlo a través de actividades y rutas que nos permiten recorrerlo a fondo; podemos así admirar su amplia riqueza en fauna y flora. Nos hemos decidido a conocerlo y, para ello, vamos a centrarnos en el lado español, que ocupa diferentes municipios de la provincia de Cáceres.

Entre los municipios, han quedado repartidos puentes y embalses, pero es en Santiago de Alcántara donde ha quedado ubicado el Centro de Interpretación. Es el punto ideal para comenzar a descubrir este parque natural, para informarnos de cada detalle característico y poder entonces emprender la aventura. Jaras, encinas y alcornoques, típicos del monte mediterráneo, serán las especies vegetales que nos rodearán; entre algunos lirios y orquídeas.

Pero habrá que llegar a algún enclave más elevado para poder avistar bien la cantidad de aves que sobrevuelan la zona. Variedades de cigüeñas, buitres, águilas y otras aves rapaces. Incluyendo que, por nuestro alrededor, podemos ver ciervos, jabalís, nutrias, murciélagos y lagartos. Aquí se recomienda también ir al Centro de Interpretación de la Naturaleza, esta vez, el del pueblo de Cedillo. Pues, todas esas especies, son solo entre los nombres que nos resultan más familiares. Hay una larga lista de muchas más variedades. Variedades que, sin un Centro que nos lo explique, nos sería difícil identificar.

Otro centro, distinto al del municipio de Santiago de Alcántara, será el de la Cultura Dolménica, pues los dólmenes, pinturas rupestres, y otros restos y conjuntos megalíticos han quedado en este paraje como de las representaciones más importantes que se conservan en Europa. Mientras que, por otro lado, está la localidad de Alcántara a secas. Famosa por sus puentes romanos, su convento-fortaleza de San Benito, su iglesia de Nuestra Señora de Almocóvar, y su Castillo de Peñafiel.

Cada uno del resto de sus municipios, guarda también un encanto especial y patrimonio único. Tenemos a Brozas, Carbajo, Herrera de Alcántara, Membrío, Salorino, Herreruela, Valencia de Alcántara, Zarza la Mayor y, lo antes mencionados, Santiago de Alcántara, Alcántara y Cedillo.

En todos ellos podemos disfrutar de la mejor gastronomía local. Era de esperar ya que, en una zona tan rica y privilegiada, tenía que venir de tradición el hecho de partir al campo a cazar. Así lo siguen haciendo, para luego elaborar los más típicos platos. Desde carnes, a pescados. Pasando también por el aceite, el pan y la miel. Eso sin dejar de lado los productos silvestres, el queso y el vino.

Piraguas Tajo

Sin embargo, uno de los mayores atractivos de este parque es un paseo en barco, en el conocido como Balcón del Tajo. Y nunca mejor dicho, un balcón móvil que te guía por las aguas del río, pudiendo detectar desde lo peces, hasta las aves, y ver la frondosa naturaleza que bordea la orilla del cauce. Una excursión que todos recomiendan hacer para contemplar esta belleza natural.

Además de las rutas fluviales, este paraje es el idóneo para practicar senderismo, realizar rutas a caballo, recorrer tramos en bicicleta, escalar, bucear o hacer piragüismo. Incluso, se llegan a impartir talleres para aprender a fotografiar la naturaleza; mientras otros se van a presenciar la berrea del ciervo cuando llega su época reproductiva.

Ciervos Tajo

Hay numerosas rutas, que te llevan a diferentes enclaves. Aunque sea todo verde, las vistas cambian notablemente y son inmejorables cada vez. Muchos de estos caminos se centran en dirigirse a los miradores, perfectos para admirar todo el paisaje.

En un sitio tan puro como este, alejado del turismo de masas, donde solo nos rodea la naturaleza, el plan perfecto es una escapada en pareja o en familia. Hacer excursiones, paseos, descansar en una tranquila casa rural… Pero, hay algo que servirá de guinda para el pastel: contemplar las estrellas. El cielo de este limpio paraje natural es perfecto para el astroturismo. Pero no solo para contemplarlas, sino para observarlas con conciencia, gracias a las explicaciones que nos ayudarán a identificarlas.

Todo eso en las oscuras noches del cielo sobre el Tajo. Noches que también puedes disfrutar recorriendo algunos senderos, solo iluminados por la luna y las estrellas. Senderos que, dicen, eran recorridos por bandoleros y contrabandistas para cruzar la frontera. Aunque otro plan perfecto es sobrevolar este parque subidos en un globo aerostático; o apuntarse con la familia a la experiencia de ser ganaderos por un día.

Y todo es combinable con turismo cultural por los monumentos de los pueblos, con visitas a cuevas, con actividades diseñadas para compartir en familia. Una de ellas, tan buena como todas las ya mencionadas, es la convivencia de un fin de semana completo en una finca en el centro de la dehesa extremeña. Allí podrás disfrutar de los productos de la zona y disfrutar de la eterna naturaleza.

Foto: Nuno TavaresAssdlJose Antonio Cotallo López

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado