La Gran Vía estrena su primer hotel de 5 estrellas, The Principal

, , Leave a comment

Restaurante de The Principal

No es fácil afincarse en un lugar tan céntrico de la capital como la Gran Vía e inaugurar un hotel de cinco estrellas, dado que se requiere un alto nivel de exigencias para que un lugar de este tipo obtenga los resultados necesarios para perdurar. Pero The Principal llega a la ciudad con la intención de convertirse en un lugar de referencia visitado por todo tipo de personas. Dispone de un total de 76 habitaciones y ofrece un diseño a la altura de lo que se ha establecido como tendencia en los hoteles boutique más extendidos.

Uno de sus elementos más referenciados y que más están dando de que hablar es el mirador del que dispone, que destaca por el icónico lugar en el que se encuentra. Este tipo de miradores lucen de una forma especial en la Gran Vía, desde donde las vistas del centro de la ciudad han cautivado ya a muchas personas. Además de esto, la propia gestión del hotel ha tenido muy en cuenta el atractivo del mirador para combinarlo con algunos elementos que aumentan más el interés entre los visitantes. De esta forma, el ático da la bienvenida a un lugar donde sea posible disfrutar de coctelería y gastronomía de calidad propuesta de la mano de Ramón Freixa. También se incluye un solárium, duchas y un ambiente relajado en el cual The Principal quiere hacer especial hincapié para que los viajeros disfruten de una propuesta de alto nivel, a la altura de la zona y el marco en el que se encuentra el hotel.

El esfuerzo que ha realizado la dirección del hotel está vinculado también con proponer a los clientes todo tipo de instalaciones que complementen la experiencia principal propuesta por las habitaciones. De esta forma, conocer el hotel no termina con entrar y salir de la habitación, dado que también se ofrecen otras posibilidades. Por ejemplo, es posible acceder a los beneficios de un gimnasio equipado con máquinas y herramientas que permiten ejercitarse de distintas maneras.

El hotel no deja de lado los salones, un factor que suele ser primordial a la hora de aportar un mayor contexto y profundidad a los visitantes. En estos salones, cuyo acceso en algunos de los casos se produce por la propia Gran Vía, permiten la organización de eventos, reuniones y otro tipo de celebraciones que requieran unas instalaciones lujosas en el tono del resto del hotel. Para los viajeros que quieran combinar lo céntrico de la posición del The Principal en la Gran Vía con la oportunidad de relajarse al máximo cuando se introduzcan en el hotel, hay una zona de tipo Wellness, en la cual se ofrecen algunos beneficios añadidos en busca de alcanzar el máximo relax para los viajeros. Por ejemplo, este lugar propone la posibilidad de reservar una sauna de manera exclusiva a fin de proporcionar un estilo distinto de propuesta a las parejas que quieran sacarle provecho o a viajeros que la utilicen en solitario.

Hotel en la Gran Vía

Hay distintos tipos de habitación en el The Principal, destacando especialmente la suite Gran Vía, que reúne el mayor concepto del lujo tal y como lo manifiesta este hotel. Las habitaciones superan un tamaño de 50 metros cuadrados, tienen una cama de mayor tamaño, ducha de formato XL dotada de hidromasaje y un salón con comedor para beneficio de los viajeros. No obstante, lo que más hace destacar a esta habitación son las vistas que proporciona, dando una de esas visiones de la Gran Vía dignas de una postal. También se incluye la oportunidad de acceder, bajo petición, a un servicio de mayordomía, espejo de cuerpo entero, almohadas hipoalergénicas, máquina de café, televisiones y tecnología avanzada, con Wi-Fi y Bluetooth.

Por otro lado, como decíamos antes, el menú del restaurante y su buffet disponen de la garantía que proporciona la comida creada por Ramón Freixa. Su selección de platos incluye un tipo de cocina muy elegante y sofisticada, pero que no deja de lado la búsqueda de los buenos sabores. Para los turistas es un incentivo saber que se reúne una buena selección de cocina mediterránea, combinada con desayunos acompañados de café y bollería, o de un servicio para llevar que incorpora algunos de los principales dulces, como pastas de té o macaroons.

El The Principal parte de un concepto llamativo y consecuente con tendencias muy de moda, intentando seguir el estilo de los hoteles boutique de lugares como Nueva York y consiguiendo captar interés por la diferencia que alcanza respecto a otros alojamientos de la capital. El experimento y la inversión se saldan con resultados que atraen por la propuesta variada y que encuentran en las particularidades del hotel sus principales aliados. La música en directo del DJ, su restaurante y sus cócteles es muy posible que sean una tendencia a seguir una vez comience a llegar el buen tiempo y pasemos al verano.

Vía: The Principal

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado