Disfruta de las islas Baleares en invierno

, , Leave a comment

sunset
Unas islas que se convierten en destino de muchos en los meses más calurosos del año. Un turismo que decrece al mismo tiempo que lo hacen las temperaturas.  Pero lo que muchos desconocen es que Baleares alberga un tesoro mucho mayor que el que los turistas veraniegos explotan.

Palma de Mallorca es una de sus islas, y sin duda la que mayor renombre tiene. Son muchos los que han puesto sus pies sobre ella, pero realmente no tantos los que la han visitado y han llegado a conocerla. Una de las características de la isla es su ocio nocturno. Es una de las causas por las que muchos deciden viajar a Palma, pero también es una de las causas que hace que muchos se pierdan otros encantos de la isla.

Probablemente hayas estado en Palma pero, ¿la has descubierto realmente? Esta es una de las razones positivas de viajar en invierno, menos juerga y más turismo. Porque alejado de la zona de Magaluz, son muchas las maravillas que te puedes encontrar.

Una de los grandes acontecimientos de los que puedes disfrutar si visitas la isla a mitad del mes de enero son sus fiestas.  En las semanas centrales, se celebran las fiestas de San Sebastián. Concretamente el día de fiesta es el 20 de enero. Este día la ciudad se inunda de un gran espectáculo de fuegos artificiales y fogones en plena calle. Es un momento ideal, en el que se comparten en plena calle los platos y bebidas típicas de la población. La sobrasada picante acompañada con vinos y cañas constituye el plato top. Además, en la semana previa se llevan a cabo distintos actos. El más destacado, la verbena de San Sebastián, celebrada con hogueras y actuaciones musicales en las plazas más populares del centro de Palma. Éste se ha convertido en un acontecimiento cultural que no te puedes perder y que convertirá tu viaje a la isla en una experiencia envidiable.

Otro de los tesoros que alberga la isla en su ámbito cultural es la figura y obra de un artista. Joan Miró, escultor, grabador y ceramista español, es considerado uno de los máximos representantes del surrealismo. Su país y la relevancia del subconsciente son piezas clave en su obra. En Palma se ubicaba su el taller, ahora convertido en la “Fundación Pilar i Miró”. Ésta, junto con el museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma, esBaluard, son piezas claves de visita para conocer más sobre la huella que Miró dejó en Palma.

Alejada del trasiego veraniego y del calor que convierte un día de turismo en estancias donde únicamente la playa, el comer y la siesta toman protagonismo, Palma se convierte en un destino tranquilo. Así que aléjate de los tópicos que encasillan este destino bajo las etiquetas de fiesta, sol y playa.  Visita la isla en invierno, en una escapada de la rutina que ya se hace pesada. Un destino ideal que te dejará con un buen sabor de boca. Ya sabes, disfruta de las Baleares, aquí tus hoteles en Mallorca online.

Otra de las islas que conforman el panorama balear es Ibiza. Resulta curioso porque tanto Ibiza como Mallorca se convierten en el apogeo máximo de fiesta y descontrol con las primeras olas de calor. Y ambas, del mismo modo, se transforman en escenarios de paz y tranquilidad cuando las temperaturas decienden. Si se realizara una fotografía de ambas situaciones, en ambas ciudades nos sería muy fácil encontrar las siete diferencias.

En el caso de Ibiza, a muchos les extrañará la recomendación de realizar la visita en invierno. Pero lo que para ellos se convierte en una ciudad fantasma en los meses más gélidos, para otros se transforma en el escenario perfecto para poder disfrutar al 100% de sus paisajes y puestas de sol.

Con un mínimo número de visitantes, la visita de lugares impensables en otras épocas se aleja de una utopía. Es el caso del casco antiguo. Ibiza es una ciudad milenaria, rodeada por imponentes murallas y calles zigzagueantes. Un paisaje espléndido del que se puede disfrutar desde la zona alta de la ciudad, Dalt Vila.

En Ibiza puedes encontrar muchas calas, Cala Comta es una de ellas. Si finalmente visitas la isla por unos días, no te la puedes perder. No te invitamos a que tomes un baño. Esta iniciativa la reservamos para aquellos valientes que les gusten las emociones fuertes. Y entonces, ¿por qué?

Porque además de las impresionantes vistas y el hermoso paisaje que conforma este pedacito de la isla, desde allí podrás disfrutar de una de las mejores puestas de sol. Una escena única que ni las mejores películas de Hollywood han podido retratar. ¿Te lo vas a perder?

Aprovecha estas vacaciones para regalar una nueva experiencia. Pisa con fuerza el escenario de las islas Baleares. Una experiencia que romperá no sólo con tus tópicos, sino con tu rutina. Una escapada de una semana. Una oportunidad que renovará tus energías. ¿A qué estás esperando?

Fuente: Isla Baleares

Imagen: Steven Straiton

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado