Córdoba piedra a piedra

, , Leave a comment

Alcazar de los Reyes Cristianos

Córdoba es una de esas ciudades que no se pueden conocer con una sólo visita, a no ser que sea una estancia muy larga. Se trata de un lugar fascinante que entre sus calles esconde monumentos y momentos mágicos que te enamorarán. De echo el noventa y cuatro por ciento de los turistas que ha visitado la ciudad dice que repetiría la experiencia en ese mismo año. Sin duda estamos ante una ciudad con gracia, en la que se entremezcla el humor andaluz con una exuberante historia que se muestra en los diferentes monumentos arquitectónicos de la ciudad.

Hoy no visitamos Córdoba con la intención de disfrutar de sus vistosos carnavales, de la espectacular feria de mayo o de la sentida y bonita Semana Santa, viajamos a la ciudad andaluza en busca de las piedras que la conforman  y que le han dado forma a lo largo de los siglos. Estamos hablando de los grandes monumentos arquitectónicos que hacen que el sky line de córdoba sea uno de los más bonitos del mundo. Realmente no tiene precio poder disfrutar de una puesta de sol en una zona elevada de la ciudad, ver como el sol se acuesta entre las habitaciones del Alcázar de los Reyes Cristianos es un regalo para nuestros sentidos.

La mejor forma para conocer la ciudad es a través de paseos. Calzarse unas zapatillas cómodas y salir a conocer la esencia de la ciudad que se encuentra en los barrios, en sus gentes y en el ambiente festivo y alegre que se respira en la atmósfera de la ciudad. Recordar que siempre podemos sentarnos en cualquier plaza, darle a nuestras piernas un merecido descanso y disfrutar de un café o una cerveza en las terrazas de los bares.

Este tour turístico por Córdoba da comienzo en la Mezquita-Catedral. Una joya arquitectónica única a nivel mundial que le ha valido el reconocimiento de la UNESCO al ser nombrada como Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un símbolo de la convivencia de las religiones y culturas árabe y cristiana en la ciudad. El interior de la Mezquita-Catedral podemos encontrar trazos de varios estilos artísticos, desde el visigodo al barroco pasando por el omeya, el gótico y el renacentista.

Mezquita

El interior tiene el poder de hipnotizar al visitante que va atravesando una infinidad de arcos de herradura pintados a rayas rojas y blancas. Si extremamos nuestra atención descubriremos que los capiteles de las columnas que sujetan los arcos son diferentes. No encontraremos dos iguales, un auténtico prodigio del arte. No podemos acabar nuestra visita por la Mezquita-Catedral sin antes pasear por el deslumbrante Patio de los Naranjos.

Córdoba romana, judía y árabe

Puente romano

Sobre el río Guadalquivir se levanta imperioso el Puente Romano de Córdoba, una construcción que data de los primeros años del Imperio Romano y que todavía hoy sigue manteniendo el brillo que en su día tuvo. Las vistas en el puente son muy bonitas y nos ofrece una de las mejores panorámicas de la ciudad: a un lado el magnífico conjunto arquitectónico de la Mezquita-Catedral y al otro el inicio de la Torre de la Calahorra. En el interior del puente podremos disfrutar del Museo Roger Garaudy, en el que se explica a la perfección la historia de una urbe que fue dominada por cristianos, musulmanes y en la que la comunidad judía también tuvo mucho peso.

Nos alejamos del centro de la ciudad para ver el Alcázar de los Reyes Cristianos. Como ocurre en la Mezquita-Catedral el alcázar es una mezcla perfecta de varios estilos arquitectónicos. Prueba de ello es que en parte está compuesto por el antiguo Palacio Califal. Estamos ante un edificio con mucha historia y que ha tenido muchos usos con el paso del tiempo. Uno de los más curiosos es que fue sede de la Sagrada Inquisición o una cárcel. Sin duda la belleza de este lugar además de estar en el palacio la encontramos en sus inmensos jardines. Hectáreas y hectáreas de tierra que han sido sofisticadamente decoradas con fuentes, flores y plantas.

Continuamos nuestro viaje por Córdoba buscando un monumento único en toda Andalucía. La Sinagoga de Córdaba es la única que existe en todo el territorio de la comunidad autónoma. Esta construcción data del siglo XVI y es un magnífico ejemplo de la sofisticada ornamenta de la religión judía. En especial es recomendable deleitarse con las yeserías de los arcos que marcan la zona femenina de la mezquita, arte elevado a su máximo exponente.

sinagoga

Ponemos fin al viaje por Córdoba cogiendo el coche y viajando a escasos cinco kilómetros de la urbe. En las proximidades se encuentra la Medina Azahara, la ciudad del que fuera primer califa, Abderramán III. La zona quedó bastante dañada por las diversas guerras que azotaron la zona. No obstante, los trabajos de reconstrucción han servido para mostrar parte de la que en su día fue una de las ciudades más lujosas del planeta.

Vía: Córdoba

Imagen: Paolo Trabattoni y Jota G. Fotografia©

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado