Cinco rutas del vino para conocer Valladolid

, , Leave a comment

vinos

Valladolid, y Castilla y León en general, es tierra de buenos vinos. Castilla y León cuenta con 14 denominaciones de origen, cinco de ellas total o parcialmente en suelo vallisoletano, así que ¿qué mejor forma de conocer Valladolid a través de sus vinos? Para promocionarse, cada D.O. tiene su propia ruta del vino. Tenemos cinco recorridos para descubrir Valladolid junto a sus mejores caldos. Ya lo sabes, elije una ruta de vinos, reserva aquí hoteles en Valladolid online y a disfrutar del vino.

Rueda

Empezamos con la D.O. Rueda, la primera denominación vallisoletana -fue declarada en 1980- y la más meridional de Castilla y León. Sus viñedos crecen a orillas del Duero, junto a la conocida como Tierra de Pinares, y tiene una variedad autóctona, la uva Verdejo, que ha proporcionado fama a sus vinos blancos. Incluye unas 50 bodegas, de las que podemos visitar 30. Os recomendamos la Bodega Jacques et François Lurton (Villafranca de Duero) y Finca la Rinconada (Castronuño).

En esta zona, el vino protagoniza actos festivos como la Semana Santa, los encierros o las fiestas de la vendimia. En el apartado cultural, destacan los templos mudéjares, conventos y monasterios que veremos por el camino. También destacan las casas y palacios de unos pueblos y villas donde se han sucedido algunos de los episodios más relevantes de la historia castellanoleonesa. La Denominación de Origen Rueda cuenta con una Ruta del Vino certificada.

Ribera del Duero

Una de las zonas vinícolas más conocidas de España a nivel mundial es la Ribera del Duero. En esta zona, que se extienda hasta el sur de la provincia de Soria, el paisaje está marcado por los viñedos que ocupan los páramos y laderas de las montañas. Cerca de 100 bodegas aprovechan esta uva para elaborar sus vinos, y más de la mitad nos abrirán sus puertas para conocer de cerca esta tradición vinícola.

Siguiendo la frontera natural marcada por el Duero nos encontramos con los monasterios más destacados de Valladolid. Las iglesias también son bastante interesantes, ya que conservan estatuas y vestigios milenarios; y los castillos nos acompañarán en nuestro camino. Tampoco nos podemos perder la excelente gastronomía de la zona, maridada siempre con vinos locales. Son unos 140 kilómetros que se pueden completar en 3 horas en coche, y como pasaba con la D.O. de Rueda también tiene una Ruta del Vino certificada.
Toro

Aunque el municipio de Toro pertenezca a la provincia de Zamora, parte de la producción de esta denominación de origen se elabora en la de Valladolid. Una vez más, el Duero nos acompaña a lo largo de nuestro camino, ya que gracias a su influencia madura la uva Tinta de Toro, la variedad de los viñedos con la que se elaboran unos vinos tintos y rosados que conservan su casta primitiva. También se cultiva la uva verdejo para los blancos.

Seguimos hablando del Duero, porque en un gran meandro da lugar el Espacio Natural de las Riberas de Castronuño-Vega del Duero. Dentro de este espacio, no nos podemos perder el pequeño municipio de Castronuño, con su Iglesia de Santa María junto al Duero. Por lo demás, la arquitectura mozárabe, los castillos y monasterios o los pueblos amurallados completan el paisaje durante los 180 kilómetros de este recorrido circular.

Tierra de León

Medina de Rioseco es el punto de partida de esta ruta, también circular, algo más corta que la anterior: 137 kilómetros que discurrirán por el norte de Valladolid, pero también por zonas de León, Palencia y Zamora. De hecho, Roales y Quintanilla del Molar son dos enclaves de Valladolid en Zamora. Aunque podemos hacer esta ruta todo el año, la mejor época es la Semana Santa, que aquí se vive con pasión.

Durante nuestro recorrido encontraremos una arquitectura más que curiosa, que combina las tradicionales construcciones de adobe con las antiguas iglesias levantadas a partir de sillares de piedras. Tras su repoblación en el siglo IX y los sanguinarios enfrentamientos entre señores feudales, localidades como Medina de Rioseco o Villalón de Campos ganaron importancia en la Edad Media, así que no nos las deberíamos perder.

Cigales

Acabamos con una ruta totalmente diferente, ya que se trata de un recorrido de 11 kilómetros que también podemos hacer en bici e incluso a pie (aunque no es circular). Discurre al nornoroeste de Valladolid y al suroeste de Palencia, en un páramo sobre los 800-850 metros de altitud sobre los valles del Pisuerga y el Carrión. La tradición vinícola de los Cigales procede de la época romana.

Los vinos rosados que se elaboran aquí, frescos y afrutados, están entre los mejores de España. No se quedan atrás sus tintos, un hecho curioso en una comarca donde los claretes suelen ser más habituales. En los pueblos de los Cigales encontraremos una gran cantidad de bodegas subterráneas en las que se ha conservado la tradición generación tras generación. El paisaje lo completan los castillos medievales e iglesias antiguas.

Más información: Provincia de Valladolid

Fotos: vorjales

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado